Búsqueda en el sitio

Cómo prevenir la corrosión

¿Qué causa la corrosión?
La corrosión ocurre cuando un metal refinado vuelve a su estado mineral natural. La corrosión en los sistemas de agua ocurre cuando dos superficies de metal con carga eléctrica diferente están en contacto o unidas vía un conductor, como el agua.

¿Qué debe hacerse?
Debe añadirse un inhibidor al agua del sistema para reducir la velocidad a la que se produce la corrosión. Para determinar el nivel de protección existente, utilice simplemente el Protector Test Kit de Fernox para medir la concentración de inhibidor dentro del sistema.

Dosificación excesiva o insuficiente con inhibidores
Aunque los fabricantes especifican una dosis recomendada para sus productos, es importante averiguar cómo actúa un producto cuando se ha dosificado en cantidad excesiva o insuficiente. Los productos de pasivación anódica requerirán suficiente dosis para “recubrir” las superficies internas del sistema, mas cierta cantidad para mantener esta película. Si la dosis es inferior al nivel requerido para obtener suficiente protección, las superficies expuestas de metal continuarán corroyéndose. No es probable que una sobredosificación con inhibidores anódicos tenga un efecto perjudicial. Los eliminadores de oxígeno y los inhibidores catódicos no serán totalmente eficaces si se añaden en dosis insuficientes, pero tendrán un efecto parcialmente protector.

Impacto negativo de los contaminantes
La presencia de contaminación por residuos de fundente, sedimentos corrosivos existentes, restos de agentes de limpieza, o incluso por los detergentes lavavajillas, pueden afectar adversamente el rendimiento de un inhibidor y producir la corrosión. Para asegurarse de que el inhibidor sea lo más eficaz posible, se aconseja limpiar perfectamente el sistema antes de proceder al tratamiento. Fernox Water Test Kit o Total Dissolved Solids (TDS) Meter pueden utilizarse para comprobar que el sistema ha sido limpiado y purgado correctamente antes de añadir un inhibidor.